Qué es la halitosis

La halitosis o mal aliento es un problema que afecta desde el 30 al 50% de las personas, aunque no es posible saber exactamente su incidencia debido a que muchos afectados lo ocultan.La halitosis es consecuencia de algún problema de salud y causa de numerosas repercusiones psicológicas a nivel personal, social y profesional.

La halitosis es algo más que tener un aliento desagradable, es un síntoma que puede estar ocultando verdaderos problemas de salud.

 

Cómo saber si tenemos halitosis

Para cerciorarse de que se padece halitosis, además de una historia clínica detallada, hay una prueba llamada cromatografía gaseosa, que consiste en recoger el aire que se expulsa  por la boca y por la nariz y analizarlo con  un sistema que separa los gases e identifica su composición, sabiendo así si proceden de problemas de encías, amígdalas, intestinales, hepáticos, etc.

 

Factores y problemas de salud asociados a la halitosis

El mal aliento al despertar por las mañanas se debe al reposo de los dientes durante toda la noche y a la disminución de la producción de saliva. Ésto unido al estancamiento de alimentos, produce putrefacción, aumento del pH y  proliferación de bacterias descomponedoras de proteínas, grasas, células y sangre en la boca, que producen sulfuro de hidrógeno y mercaptano de metilo, compuestos responsables del mal aliento.

Además de esta razón, se conocen más de 80 factores asociados a la halitosis o mal aliento. Algunos de los más comunes son:

  • Falta de higiene bucal.
  • Casos graves de insuficiencia renal: Las personas que padecen fases avanzadas de esta enfermedad suelen tener un aliento urémico que contiene compuestos de amoniaco.
  • Diabetes.
  • Problemas gástricos o intestinales como el estreñimiento o una indigestión.
  • Enfermedades hepáticas.
  • Estrés.
  • Ingesta de fármacos antidepresivos y ansiolíticos, para la alergia y para el párkinson, entre otros.
  • Una dieta inapropiada.
  • Consumo de café, alcohol y tabaco.
  • Por una mala respiración: Las personas con apnea del sueño respiran por la boca durante la noche, por lo que suelen sufrir halitosis.
  • La mayoría de los casos son consecuencia de problemas bucales:
    • Caries
    • Gingivitis
    • Ortodoncias con mala higiene
    • Llagas bucales

 

Cómo poner fin a la halitosis

  1. Tratar el problema de salud de base. Acudir al odontólogo o a su médico de cabecera.
  2. Correcta higiene bucal: dientes, encías, lengua y garganta. Se recomienda una pasta de dientes con clorofila y un buen enjuague bucal.
  3. Utilizar hilo dental después del cepillado.
  4. Cambiar el cepillo de dientes cada mes.
  5. Aumentar el consumo de agua entre horas.
  6. Evitar el ayuno prolongado.
  7. Reducir o eliminar el consumo de café, alcohol y tabaco.
  8. Consumir alimentos que aumentan la salivación: manzana, zanahoria, sandía, pera, kiwi y apio.
  9. Consumir hierbas que mejoran el aliento tras comer alimentos como el ajo o la cebolla: menta, eucalipto, perejil, albahaca y romero.
  10. Tomar yogur para disminuir el sulfuro de hidrógeno.
  11. Tomar limón o un poco de jengibre para neutralizar el aliento.
  12. Comer queso para contrarrestar el ácido de algunas comidas y mejorar el pH de la boca.
  13. Masticar un clavo con olor, anís o canela en rama después de cada comida.
  14. Seguir una dieta equilibrada.